Quiénes somos

Misión

El Instituto Chileno de Trabajo Social Clínico es una institución privada con responsabilidad social y compromiso público. Tiene como misión promover, generar, desarrollar y fortalecer el Trabajo Social Clínico, respecto a su saber y práctica cualificada en Chile, incluyendo a toda América Latina y otros países que requieran de nuestros conocimientos y habilidades.

Mantenemos una vocación vinculada a la vanguardia en esta especialidad, privilegiando la excelencia y la calidad de nuestra formación especializada y en los servicios de atención terapéutica a personas, familias y colectivos.

Nuestras acciones principales como institución involucran la colaboración interinstitucional, el asesoramiento académico, la producción de conocimiento y de investigación en Trabajo Social Clínico y la vinculación con el medio, tanto a nivel local como internacional, con la finalidad de potenciar el desarrollo y la debida legitimidad e inclusión del Trabajo Social Clínico con perspectiva Latinoamericana, ya sea en los ámbitos académicos como en la práctica en contextos públicos o privados, los cuales pueden relacionarse con la salud mental, el trabajo comunitario, el ejercicio libre de la profesión, la práctica en sistemas educativos y/o en programas psicosociales u otros nuevos escenarios clínicos o contextos terapéuticos en desarrollo, emergentes y/o en construcción y que involucren el potenciar el bienestar humano de las personas, familias, grupos y comunidades.

ilustracion.jpg

Visión

La misión del Instituto Chileno de Trabajo Social Clínico cultivar una comunidad profesional del Trabajo Social Clínico y de profesiones afines, con la intensión de seguir promoviendo diversas prácticas terapéuticas latinoamericanas y de la vanguardia contemporánea, las cuales buscan ser anti-opresivas, éticamente colaborativas, despatologizantes, críticas, relacionales e integrativas; las cuales defiendan la dignidad cultural, siendo sensibles a los aspectos de género y políticos más amplios. Nuestra intensión ulterior es poder generar saberes que se traduzcan en prácticas profesionales que sean llevadas a cabo y traducidas a diferentes personas, familias y colectivos.Por medio de nuestros programas de formación avanzada buscamos enseñar y promover conocimientos clínicos críticos, que mantienen una mirada disciplinaria especializada del Trabajo Social Clínico Latinoamericano y con sólidos fundamentos para una práctica terapéutica contemporánea que promueve el cambio y el empoderamiento, la cohesión social, y el fortalecimiento y la liberación de las personas. Todo esto desde una perspectiva emancipadora, que busca apoyar diversas prácticas clínicas que tienen por objeto incrementar la esperanza, la autoestima de la población y su potencial de habilidades y conocimientos que contribuyan a enfrentar y desafiar las dinámicas de poder opresivas y las fuentes estructurales de la injusticia, incorporando así una coherencia epistemológica y paradigmática respecto a un quehacer terapéutico ético-político que considera los aspectos micro-macro y subjetivos en mutua relación, co-construcción e influencia.