Bosque brumoso

NOSOTRXS

El Instituto Chileno de Trabajo Social Clínico es un proyecto social amplio que busca contribuir a una gran misión dentro de nuestro país, la cual es potenciar el bienestar subjetivo de las personas, familias, grupos y comunidades, como al mismo tiempo, desarrollar la práctica cualificada del Trabajo Social Clínico. Por último, buscamos colaborar en el desarrollo de los servicios de salud mental y de los escenarios psicosociales, tanto en Chile, como en Latinoamérica u otros países que necesiten de nuestros saberes, habilidades y conocimientos.

NOTICIAS

LA HISTORIA ES AHORA

Bienvenidxs a escribir la historia del Trabajo Social Clínico en Chile o la de tu país. Sin duda, que tú compromiso e interés serán la base para contribuir a los nuevos desafíos profesionales y a los diversos escenarios laborales, tanto a nivel local como internacional.

QUIÉNES SOMOS

Somos una sociedad de profesionales sin fines de lucro, vinculados a desarrollar conocimientos y prácticas cualificadas en trabajadorxs sociales y otros profesionales de la salud mental, con la intensión de contribuir a diferentes escenarios laborales relacionados a la praxis clínica. Nuestro proyecto se contempla como una comunidad profesional que busca contribuir a la realidad social del país y de las personas, instituciones y colectivos.

¿Qué es el Trabajo Social Clínico?

Existen múltiples definiciones sobre lo que es el Trabajo Social Clínico, tales como las de Pinkus et al (1977), Lieberman (1980); Meyer (1983), Dorfman (1988; 1996), Barker (2003), Quintero (2004), National Association of Social Workers (1987; 2005), Centre for Clinical Social Work (2007), Ituarte (2017), Regalado (2018) y Reyes (2019). Por lo tanto, el Instituto Chileno de Trabajo Social Clínico (2020) aporta su propia definición, la cual recoge la riqueza de las anteriores:

"El Trabajo Social Clínico es una práctica especializada de la profesión, la cual se ejerce mediante un debido proceso formativo postgradual y supervisado clínicamente. Los enfoques y metodologías incluyen la integración de los métodos del Trabajo Social con una finalidad terapéutica, desde un marco amplio teórico y epistemológico. Las principales funciones y servicios de lxs trabajadorxs sociales clínicxs están orientados a realizar evaluaciones integrales, como también a sistematizar, supervisar, investigar y asesorar clínicamente. Una de las principales formas de ejercicio profesional es la aplicación de diferentes prácticas terapéuticas, incluyendo sus modalidades individuales, familiares, grupales y colectivas. Otras prácticas clínicas dentro del TSC son la consejería, la pedagogía social liberadora en salud mental, la intervención en crisis, la defensa de casos, la mediación, la visita domiciliaria con fines terapéuticos y el desarrollo comunitario, entre otras afines. Sus principales objetivos están orientados hacia una práctica de empoderamiento y emancipatoria de los grupos más vulnerables de la sociedad, pero también de otras clases sociales y personas que lo requieran. Mantiene como perspectiva transversal un enfoque basado en fortalezas, informado por el trauma y una ética colaborativa que busca disminuir la opresión y contribuir a que las personas sean capaces de generar cambios en sus propias vidas y en sus contextos relacionales. La práctica del Trabajo Social Clínico puede ser realizada tanto en contextos públicos como privados, o en el ejercicio libre de la profesión, y la población a la cual va dirigida su práctica puede tener distintas edades, situación socioeconómica, raza, ciclo vital, pertenencia étnica o género. Los ámbitos de ejercicio más frecuentes pueden ser -no reduciéndose a estos-, las áreas de la salud y salud mental, la reparación (restitución) de derechos humanos y el trabajo con población víctima de violencia intrafamiliar, abuso o explotación sexual, en sus múltiples ámbitos de expresión; personas que mantienen conflictos con la ley, y que requieran de reinserción social, escenarios psicosociales escolares, como también en contextos de rehabilitación de consumo de drogas, además de las instituciones ligadas a superar la pobreza o la exclusión social. Por lo tanto el Trabajo Social Clínico puede ser aplicado a todo campo que requiera de una práctica directa de servicios profesionales relacionados al tratamiento, evaluación, promoción, restauración, rehabilitación u otras actividades integradas que busquen mejorar la calidad de vida de las personas y potenciar el bienestar humano.

© Instituto Chileno de Trabajo Social Clínico

Avenida Libertad #269. Oficina 904, Viña del Mar. Chile

instituto@ichtsc.com

  • Facebook

Copyright 2019